martes, 5 de julio de 2016

LA TIERRA SILENCIADA de Graham Joyce

Sinopsis

Jackie y Zoe quedan atrapados en un alud mientras estaban esquiando. Finalmente, consiguen salir y vuelven al hotel para olvidar el desagradable episodio. Después del descanso salen de la habitación y no hay nadie. Es extraño. En el pueblo tampoco queda nadie. ¿Habrán sido evacuados debido al alud? De vuelta al hotel, intentan telefonear pero no hay cobertura. Tratan de huir al pueblo más cercano pero de nuevo no llegan a ningún lugar: los caminos les devuelven siempre al mismo punto de partida. Por otro lado, y pese a que llevan días en el hotel, los alimentos de la cocina siguen teniendo el mismo aspecto. ¿Dónde están? ¿Por qué parece que se haya detenido todo?



Interesante lectura que mezcla misterio, suspense y un poquito de tinte sobrenatural. La sinopsis que aparece en la novela es más amplia que esta que pongo aquí, y la verdad es que al leerla se produce una situación contradictoria. Por un lado llama sumamente la atención, y despierta el interés, pero pronto a mi cabeza vinieron dos suposiciones que pudieran hacerla previsible. Una de ellas es asumida directamente por los protagonistas en el transcurso de la novela, y para mi desesperación no me equivoque en la segunda.
En ese sentido, el de la originalidad, si te gusta leer o ver cine, pronto llegarán a tu cabeza ambas posibilidades.



La novela comienza fuerte, atrapando desde el principio y despertando la curiosidad por continuar la lectura. Una lectura ágil por otra parte y que no decae a pesar de encontrarnos siempre con los dos únicos personajes que en ella aparecen. En su debe, tal vez ciertos dialogos puedan parecernos muy chabacanos y poco literarios, pero si lo analizamos desde el punto de vista de una relación normal, real, entonces no nos lo parecerá tanto.

Entretenida, tal vez peque de reproducir un monton de cliches y escenarios que ya nos sean reconocidos, pero sin embargo su buena narración y estructura, así como la inclusión de nuevos elementos hacen que el libro vaya dejando atrás paginas con suma facilidad.

El problema comienza cuando a partir de la mitad de la novela,mientras esperamos que ocurra algo más, algo nuevo que nos inquiete y nos aleje de la resolución que empezamos a predecir en nuestras cabezas (al menos en la mía), esto no llega a suceder y nos encontramos con un final arquetípico.

Lo bueno, que en realidad queda a la apreciación del lector el suponer si lo que se narra sucedió en realidad, o simplemente es fruto de la situación padecida por uno de los protagonistas.

Sin llegar a ser lo que anuncian las opiniones aparecidas en el propio libro (ya sabéis, los típicos ¡GENIAL! ¡IMPACTANTE! ¡SORPRENDENTE!, de los que nunca hay que fiarse si van incluidos en el propio libro) si es una buena novela, y que además casi se lee de un tirón (266 páginas con buena letra), que a pesar de todo deja muy buen sabor de boca.

Felices lecturas, amig@s.