viernes, 11 de marzo de 2016

Comenzando un nuevo proyecto

Como va la semana, amig@s?

Suponemos que llegados a estas alturas, entrando en el viernes, mejor que al principio de la misma.

Nosotros ahora mismo estamos en la fase inicial de ver como desarrollamos el nuevo proyecto que tenemos entre manos. Hijos de Alcant ha ocupado casi seis años de nuestras vidas (el proyecto lo iniciamos un junio de 2010), un tiempo maravilloso y divertido que nos llevó más lejos de lo que nunca habíamos imaginado llegar. Dos novelas extensas, un trabajo del que estamos muy orgullosos, tanto por la trama que conseguimos hilar (nuestro propósito fue crear algo diferente, adulto, oscuro, y que no tuviera comparación alguna con el tipo de saga comercial y para adolescente que tanto se estila), como más aun por la respuesta tanto de publico, como de las revistas especializadas o blogs literarios que las han reseñado. Jamas imaginamos semejante aceptación (Puede parecer prepotencia, pero simplemente nos remitimos a los hechos. No hay nadie que haya dicho que no le haya gustado la novela, todo lo contrario, sea cual sea su edad, gustos literarios, etc... ni esta ha obtenido una mala reseña, para nada, estas nos han hecho incluso ruborizarnos porque no hacían mas que sorprendernos, dado que como nuevos en este mundillo no conocíamos a nadie de ningún blog ni revista, y estas fueron seleccionadas bien por sorteos que hicimos, o bien nos arriesgamos a mandar nuestro trabajo, exponiéndolo a la critica.



Tanto halago y tan buenas palabras nos metieron mucha presión, y eso hizo que entre La Leyenda y Despertares pasasen dos largos años, en los que intentamos no defraudar, y ofrecer al publico lo que creíamos que merecía tras quedarse con la miel en los labios al llegar al final de la primera parte: una continuación que superase el planteamiento inicial, con un final épico y emotivo al que llegar de nuevo tras una lectura trepidante, adictiva y original. Los comentarios dicen que lo hemos logrado y que en este caso Despertares demuestra que segundas parte no solo no pueden ser buenas, sino que incluso pueden ser mejores.

Seis años en los que todo nuestro trabajo y esfuerzo estuvo enfocado en Sebastien, Albert, Noa, Luna, La Hermandad, etc...(Quienes nos hayáis leído sabréis que Alcant es una novela con mucho trabajo de investigación e historia detrás, para hilar una trama atrayente pero complicada a la vez), y en los que apenas hemos podido realizar algún relato corto que ha sido publicado en algunas antologías (incluyendo ser ganadores de un certamen a nivel nacional, y finalistas en un par de ellos mas), y dos relatos largos de temáticas muy diferentes que verán la luz este 2016, y a cuyos lectores cero han encantado y sorprendido ( Templarios, que irá incluido en una antología sobre ucronía de la historia de España, y Origen, que saldrá en breve en una antología titulada Herederos de Cthulhu, un homenaje al gran H.P Lovecraft)




Cuesta romper el cordón umbilical con algo que tanto nos ha dado, de lo que tan orgullosos estamos, y que nos ganó desde el primer instante, pero es hora de poner en marcha alguno de esos (muchos) proyectos que durante estos años comentábamos pero se quedaban en nada, ocultos bajo la alargada sombra que proyectaba Alcant. Al final la elección quedó reducida a dos opciones, muy distantes de la fantasía épica realista que conforma nuestra pequeña saga, pero ambas muy atrayentes para nuestras mentes perversas. Porque eso sí, muy en nuestra linea, hemos decidido embarcarnos, o mas bien intentar, porque no sabemos si será posible dar forma a nuestra idea, en un proyecto atrayente que también va a requerir de mucha investigación y documentación (puede que incluso mas que Alcant, porque pretendemos entrar en una ficción muy realista, de esas que el lector pueda comprobar, e incluso dudar con la teoría planteada)



Volvemos al misterio, al suspense, a la aventura, y a una teoría de la conspiración al mas alto nivel, lo que significa tocar uno de nuestros temas mas recurrentes y favoritos (¿imagináis cual?). Tampoco podemos desvelar mucho de momento, puesto que como hemos dicho, ahora mismo solo tenemos una idea, retazos argumentales y, sobre todo, un esquema enorme de lecturas, documentales, y programas pendientes de ver, tan dispares entre si, de cosas que en principio no debieran tener relación alguna, que casi nos entra el agobio antes de empezar, pero bueno, como hemos dicho, jamas imaginamos nunca escribir algo como Hijos de Alcant y...

Un abrazo, gente, disfrutad el fin de semana.

PD: Las fotos no son de ornamento, sino que tienen que ver con el próximo trabajo.