miércoles, 16 de diciembre de 2015

Una tarde con nuestros amigos de DEFOTO LIBROS (III Certamen Tono Escobedo)

Buenos días, amig@s,

La semana pasada fue una de esas semanas tan intensa como fructífera, que podemos resumir en dos hechos tan relevantes como importantes para nosotros.

El primero tuvo lugar el pasado viernes día 11, cuando acudimos por tercer año consecutivo (uno como finalistas, otro como ganadores absolutos, y este como miembros del jurado) a la entrega de premios del III Certamen Tono Escobedo, de la editorial Defoto Libros. Una vez más el enclave elegido fue el maravilloso Monasterio de Santa María del Puig, un precioso lugar que te enamora, atrapándote entre sus muros, y que te embriaga de reminiscencias medievales. Un paraje en que muy bien pudiera transcurrir alguna de las escenas de Alcant.
Como de costumbre, la familia Defoto organizó un acto cuidando y mimando todos los detalles que rodean a un evento de este tipo, transmitiendo de esa manera los valores de la propia editorial: profesionalidad, elegancia, simpatía, cercanía, y en resumen, un saber hacer las cosas que para si quisieran editoriales mucho mas grande y de mas renombre. En Defoto tenemos la prueba de que las cosas se pueden hacer bien, y se puede avanzar y crecer siendo consciente de los pasos a dar en cada momento y las limitaciones que se han de ir superando con tiempo y trabajo, sin tratar de abarcar mas de lo que se puede. Nuestra felicitación a este buen trabajo y saber hacer.
La recepción de los asistentes tuvo lugar en la misma entrada del monasterio (acceso por el museo de la imprenta) donde el grupo musical la Xaranga Mecánica nos daba a todos la bienvenida con una performance musical que basculaba entre la emotividad y la diversión.


Como inicio del evento, guiados por José Escobedo, director de la editorial, tuvimos la oportunidad de recorrer el museo de la imprenta (el evento forma parte de la celebración de la semana Gutemberg) que se encuentra en la parte baja del monasterio, distribuido en un par de largos pasillos y cámaras. Este museo es el segundo mas importante de Europa referido a este genero, y en el podemos observar la evolución de las maquinas desde su primer diseño, pasando por los enormes primeros computadores que se crearon para tal fin en los prolegómenos de la era informática (solo hay que imaginar tras ver estos prodigios de la ingeniería en su día, la comparación con las actuales impresoras laser).





Más allá de estas maravillas, nos llamó la atención el hermoso mural que decoraba una de las paredes del museo, y los distintos manuscritos y códices que se encontraban en una sala en la que creo que no se podía entrar, y que nuestra curiosidad vulneró para sacar fotos de todos ellos.






Acabando la visita al museo nos encontramos por fin con Isabel Soriano,  miembro de la editorial y buena amiga y compañera a quien teníamos muchas ganas de ver y compartir con ella unos minutos poniéndonos al día y contándonos nuestras vicisitudes y proyectos literarios, que este año nos restó protagonismo llegando incluso más tarde que nosotros (lo nuestro con este certamen y los atascos en la autopista de Valencia se esta convirtiendo también en rutina. Una pena saber que ella y su simpático marido no pudieron quedarse a la posterior cena por cuestiones laborales.
Tras el museo, la siguiente etapa del recorrido nos llevó a visitar algo absolutamente espectacular, el hermosos patio interior del monasterio, donde nos realizaron la que sin duda ha sido una de las entrevistas mas originales que nos hayan hecho, de mano del propio José Escobedo y de Kaplan Encadenados, "El Alcalde" (que ademas ejerció de fotógrafo y maestro de ceremonias junto a José, haciendo gala como todos los años de un excelente sentido del humor que mantuvo a todos los asistentes con la sonrisa en la boca. Las preguntas giraron en torno a nuestra manera de escribir conjunta y a distancia, algo que siempre llama la atención a todo el mundo, menos a nosotros que nos sale como algo normal (Siempre hemos dicho que ambos nos consideramos un único autor), y a nuestra experiencia en el certamen desde los dos puntos de vista desde los que hemos tenido el honor de participar, como concursantes y como jurado. Un bonito momento en el que una vez mas demostramos que con toda seguridad se nos de mejor escribir que hablar.
Por cierto, de las cosas mas graciosas que nos sucedieron, fue que una asistente al evento nos reconoció de vernos en la televisión de Murcia el año pasado, durante la presentación en San Pedro del Pinatar de La leyenda de Sebastien Venom. Sobra decir la ilusión que nos hizo. 














Tras el patio interior y la entrevista, el refectorio del Monasterio nos acogió para presenciar la entrega de premios de este III Certamen y asistir a la presentación del resultado del mismo, la antología Las 7 Virtudes de la humanidad (que podéis conseguir pinchando en el enlace del nombre) que recoge 125 relatos cortos salidos de esta convocatoria, incluidos los finalistas, ganadores de categoría y ganador absoluto del certamen. 125 maneras diferentes de aproximarte, conocer, disfrutar, emocionarte y sonreír con estas virtudes antepuestas a la primera antología que dio a luz Defoto Libros, Los 7 pecados capitales. Una presentación y entrega de diplomas, amen del detallazo que supone la entrega del relato impreso en grande sobre un soporte acorchado, nuevamente dirigida por la guapísima y simpática Kala Waitforit Ssaya.
Una antología esta, por cierto, que incluye nuestro primer prologo, en el cual jugamos de manera distendida con la editorial y su obsesión con el numero 7, así como con los autores participantes y la delgada linea que separa los pecados capitales de las virtudes. Como miembros del jurado, tuvimos también la oportunidad de ser nosotros quienes entregáramos los premios de la categoría generosidad. Un placer ver la ilusión de autores que, como nosotras, tratan de abrirse poco a poco paso en esta jungla que es el mundillo editorial.

Cómo cierre, el emotivo homenaje a Tono Escobedo, trasladado por medio de música e imágenes que hacen que su espíritu y sus inquietudes, reflejadas siempre en los miembros de su encantadora familia, nos acompañase somo siempre lo hace.






Tras la presentación, y degustando unas pastas y un exquisito vino, se formaron los típicos corrillos entre los asistentes que aprovecharon para charlar entre ellos, conocernos un poco mejor mientras se adquirían los libros que en ese mismo instante se pusieron a la venta. Entre la gente tuvimos la oportunidad de charlar unos minutos con Manuel Perez Recio, autor al que conocemos de hace unos años a través de las redes y con quien por fin pudimos conversar y saludar en persona. Manuel es otro de esos autores emergentes cuyo talento habla por si mismo, tanto a través de sus novelas, como de sus resultados en distintos certámenes (si mi memoria no me falla, mínimo ha sido finalista en los tres certámenes de Defoto, siendo accésit y ganador de categoría un par de veces) Fue un placer, amigo.



Por ultimo, y como colofón final a una noche maravillosa, con una temperatura por cierto entre los 16-18 grados (el año pasado estábamos esa misma noche a 5-6 grados, mientras este como veis andábamos en mangas de camisa), nuestros amigos de Defoto, que siempre nos tratan con un cariño y una amabilidad que nos desborda (y que es reciproco por supuesto) nos llevaron a cenar, junto con algunos autores, amigos y la Xaranga Mecánica, la orquesta que todos los años ameniza el evento con su virtuosismo y alegría. Alli compartimos mesa y mantel con la gran jefa, la editora María José, José Escobedo, Kaplan "el alcalde" y su encantadora esposa. Momentos que aprovechamos para comentar los proyectos de Defoto Libros, la inminente publicación de Hijos de Alcant: Despertares, y un repaso a nuestras vicisitudes literarias y todo lo que rodea este mundillo visto desde ambas perspectivas, la de la editorial y la del autor.




Mas allá de todo lo que rodeó esta fantástica cita, la otra buena noticia es precisamente que durante esa semana hemos finalizado la corrección definitiva de Despertares, pasando ahora a la fase final de cara a la publicación, es decir, los detalles que tienen que ver con la portada (estamos dando vueltas sobre un par de ideas), maquetación, etc...

Lo mejor de todo es que estamos dentro de los plazos previstos.

Esto marcha Arcan@s, un abrazo.