viernes, 20 de noviembre de 2015

TEMPLARIOS de Canal Historia

Hola amig@s,

Como podéis imaginar, esta no es una lectura al uso, en el sentido de que no se trata de una novela de ficción sino de la recopilación fidedigna de una parte de la historia de la humanidad.

No se si alguno de vosotros ha tenido la ocasión de ver la fantástica serie documental que el Canal Historia estrenó el año pasado, y que actualmente vuelve a emitir, que da titulo y pie a esta versión escrita.

Templarios recoge los motivos y el momento que llevo a la creación de la primera orden militar (y religiosa) de la historia, y su trayectoria durante casi dos siglos en los que tuvieron lugar Las Cruzadas. Dos siglos de un trayecto que surge de la nada, alcance su cenit, para después ser aniquilado por aquellos mismos que se aprovecharon de este brazo armado cristiano.

Una época donde el fervor religioso, las ansias de poder a través de este, los intereses reales cruzados con los religiosos, nos recordaran que el fanatismo no es solo cuestión de aquellos que hoy en día nos lo parecen, si no que los cristianos hacen, e hicieron sobre todo, muestras del mismo. Empezando por la Orden del Temple, institución de freires armados, y adiestrados en las armas como ningún otro ejercito lo estuvo hasta entonces, cuya misión era expulsar al infiel de Tierra Santa (tan Santa para los unos, como para los otros),y proteger al peregrino, bendecidos por el Papa, y exonerados del pecado de matar, al hacerlo en nombre de Cristo y tratarse de arrebatar vidas infieles. Mas allá de los Templarios, conoceremos como los cruzados (igualmente cristianos, recordémoslo) llevaron a realizar practicas de canibalismo con los musulmanes (si, si, comiéndose niños como si fueran pinchos morunos, y cociendo a los adultos) y a pasar por cuchillo poblaciones enteras (Jerusalen) solamente por no pensar como ellos (aquí se incluyen propios cristianos que no comulgaban con todo lo que provenía del estado papal)



Una muestra mas, como hoy en día, de como el fanatismo religioso poco o nada tiene que ver con la religión en si (de una parte y otra), y si normalmente con el fervor religioso y ansias de poder de estados enteros, reinos e imperios en este caso, de algunos que se creen "iluminados" y tergiversan la supuesta palabra de Dios (me da igual Ala, Yahve, Buda, Cristo, o su puta madre, con perdón) aprovechando de la incultura reinante del lugar o momento concreto   (no olvidemos que en la edad media los musulmanes estaban mas avanzados tanto intelectualmente, como científicamente, e incluso en las mismas situaciones darán ejemplo de mayor compasión y respeto ante el infiel, que lo que harán los cristianos)

Navegando por esta parte de la historia comprobaremos como la edad media no es tan romántica como nos parece, y nos encontraremos con una época oscura en la que el interés del hombre se confunde con el interés de dios en beneficio siempre de los poderosos, y en detrimento de una población que, con sus mas y sus menos, convivía en paz en un equilibrio que ojala recuperemos algún día.



Veremos como el sueño que comenzó con Hugo de Payns, y terminó con el ultimo Gran Maestre Jacques de Molay, paso de una pequeña hermandad integrada en principio por nueve hombres, a un poderoso ejercito con presencia tanto en Tierra Santa como en occidente, siendo decisivo en las grandes batallas que reyes y papas, deseosos de reconocimiento, o de consolidar sus legados emprendieron tan lejos de sus tierras, hasta convertirse en una solida institución con tal poder económico e influencia que llegaron a convertirse en banqueros y prestamistas de esos mismos reyes y papas que comenzaron a ver una amenaza y un deseo en ese poder económico y militar que adquirió la orden, hasta el punto de ser los propios beneficiados de las acciones del Temple quienes se encargaron no solo de suprimir la institución, sino de ejecutar como herejes a quienes no reconocían las falsas acusaciones por las que fueron juzgados y contra las que no les dejaron defenderse.

Una lectura recomendable y muy interesante para todos aquellos amantes de la historia, y como nosotros, de un tiempo en que la aventura, la superstición, los caballeros, el fervor religioso, las leyendas y las creencias, construyeron un caldo de cultivo para una humanidad emergente hacia el renacimiento de su propio ser.

Feliz fin de semana, arcan@s.