martes, 29 de septiembre de 2015

Lo que no te mata te hace más fuerte (MILLENIUM 4)

Hola amig@s,
Lo primero, disculpad la ortografía, puesto que está entrada la realizo desde el móvil.
Al lío, ¿como hacer esta reseña siendo objetivo, tratándose de mi saga favorita, cuando está continuación ha sido escrita por un autor que no es el creador de la obra? Este sin duda era mi principal temor al enfrentarme a esta novela. Por un lado, mis ganas de continuar disfrutando de las aventuras de Lisbeth Salander, y por otro lado la seguridad de estar ante un producto que busca sacar beneficio económico de una marca que ya ha vendido más de 80 millones de ejemplares ( algo totalmente lícito, e incluso lógico, por parte de herederos,editores, editorial, etc...) ¿Sabría el autor encargado de tal fin sacar provecho del legado que dejó el fallecido Stieg Larsson sin que se notase demasiado el cambio de pluma? Algo imposible de por sí, puesto que nadie conoce la historia, los personajes, ni su evolución, como su creador, quien tampoco dejó constancia de un hilo argumental de continuidad.
Dicho esto, he decidido dar mi humilde opinión dividiendo la misma en dos partes.
* LA HISTORIA:
La historia comienza lenta e incluso un tanto pesada de inicio, pareciendo que la coincidencia de Lisbeth y Mikael en una nueva aventura es incluso muy forzada y nada casual. Si consigues superar esta primera parte, poco a poco (coincidiendo con la aparición de Salander y el mayor protagonismo de Blonkist ) nos iremos enganchando a la historia viéndonos arrastrados por una acción que comienza a parecerse al Millenium que conocemos, esta vez centrada en el robo de información a través de la Red y al control que podemos vernos sometidos todos por parte de las agencias de espionaje, aprovechando los datos tanto personales o jurídicos que todos volcamos en este medio. Un buen argumento, que si aguantamos el pesado inicio nos acabará sorprendiendo dado que el autor consigue un efecto muy a lo LOS HOMBRES QUE NO AMABAN A LAS MUJERES, con el que tanto nos sorprendiera Stieg Larsson : es decir, que una trama que en principio parezca casual, e incluso en este caso muy forzada,derive en algo muy personal que nos explique la intervención e implicación de Lisbeth, que quien como sabemos no acostumbra a dar puntada sin hilo, moviéndose por un código moral muy particular, alentada por la sed de venganza que creció con ella desde niña. No voy a desvelar más por no destripar una trama que se va haciendo adictiva según transcurren las páginas y que nos pica de cara al futuro. Una buena historia, interesante y entretenida, pero eso sí,  que no alcanza las cotas de las tres primeras entregas. Algo lógico, porque el autor no es el padre de la saga.

* EL AUTOR 


Aquí es donde más chirría el asunto, dado que es imposible no realizar comparaciones. Si algo me encandilaba de Larsson,  era su uso de un lenguaje cercano, bastante coloquial y entendíble para todos, sin obviar la parte literaria del lenguaje utilizada en una novela. Aquí el autor no podemos decir que escriba mal, por supuesto, pero tal vez a la hora de tratar de calcar el estilo de Larsson en la serie Millenium se haya pasado un par de pueblos. Me explico: En esta entrega ese estilo coloquial llega a rayar lo chabacano. Todos los personajes, sean protagonistas o secundarios, hablan exactamente igual. No hay diferencia alguna entre ellos a la hora de expresarse. Da igual su estrato social, o nivel cultural, no importa que hable un friki, un policía,  un científico o un periodista. Mucho tiene que ver el que exceptuando los personajes de otras entregas, a quien Stieg ya dejo dotados de una fuerte personalidad, sean absolutamente planos y sin carisma. El autor abusa de coletillas y frases hechas, que muchas veces no vienen a cuento y que incluso ciertas expresiones las encontremos fuera de lugar en según que momentos de la trama. De ello se contagia hasta el narrador, quien aunque en ciertos momentos nos transmita el pensamiento de los protagonistas,  debiera mantener una línea propia que los separe de ellos. En ese aspecto la novela no está nada cuidada, dado que incluso nos encontramos con que todos los personajes no sólo hablan igual, sino que además siempre lo hacen de tu aunque no se conozcan y sea la primera vez que se conocen o interactuan,  algo que sucede muy a menudo en el desarrollo del argumento. Solo una vez, al final del libro, cuando ya la historia ha sido resuelta, dos personajes que acaban de conocerse comienzan tratándose de usted y uno le pide al otro tutearse. No es de recibo, ni creíble,  por ejemplo, que un periodista se entreviste con una científica de 52 años, sin conocerse ambos de nada, y charlen desde el principio como dos amigos que se conocen de la infancia y que estuvieran en un bar tomándose unas "birras",  o que está científica,  con su nivel cultural y status profesional le espete en dicha conversación frases como " oye tu, no me dejes hablar así..." o expresiones como "mondo, lirondo". Los diálogos son sin duda lo más flojo de esta entrega. 
Si eres amante de esta saga, esta entrega te acabará gustando siempre que consigas distraerte de las comparaciones. Exceptuando los diálogos, el autor sabe manejar a un personaje tan complicado como Lisbeth Salander, y crear una trama a su altura. ¿lo peor? El precio sin duda. Es un buen libro si, pero no llega al nivel de los otros tres,ni esta escrito por su autor original. Esta bien aprovechar ,y es lícito,  la marca Millenium y Lisbeth Salander (tampoco me gusta mucho como los derroteros llevan visos de convertir a un personaje que es un antiheroe, en una heroína de cómic de acción ) pero creo que un precio un 20-30% menos, hubiese sido lo más adecuado.
Si eres fan de la saga te acabará gustando y despertando interés y curiosidad por lo que ocurre y esta por venir. Si no te has leído los tres anteriores, no te metas con este sin hacerlo antes,porque no llegarás ni a la mitad. Si no te gustaron los tres primeros, simplemente ni te molestes.
Un abrazo Arcan@s.