viernes, 23 de enero de 2015

Crónicas de unos Ilusionarios

Hola amig@s,

Sin duda, el cuento que escribimos para Ilusionaria es uno de los trabajos de los que mas orgullosos estamos Sonia y yo. Por lo que nos costo escribirlo, dado que nunca habíamos escrito un cuento infantil, por el resultado final, y sobre todo por haber sido participes de un proyecto tan hermoso como es escribir para recaudar fondos para los niños mas desfavorecidos (en este caso a través de Proyecto Babhel de Valencia).

Ademas de haber tenido la ocasión de conocer gente maravillosa (Staff, autores, ilustradores) con los que ha sido un honor participar, y el placer de ver el resultado final reflejado en un libro precioso, cuidado hasta el mas mínimo detalle, pensado por y para los niños. Un libro repleto de aventuras, de acción,  sueños plasmados por medio de las letras, y la imaginación de los ilustradores.


Vista de Libros 28

Alberto Leyendo uno de los cuentos
Sonia leyendo nuestro cuento




El día 10 estuvimos presentándolo en la preciosa librería Libros 28 de San Vicente del Raspeig (Alicante), lugar en el cual asistimos también a nuestro debut como cuenta-cuentos (primera vez que nos enfrentábamos a un publico infantil). Es fácil salir del paso cuando uno cuenta como armas con unos textos tan entretenidos y que llaman la atención de los peques. En este caso, ademas de nuestro El reino de Darkstan y la maldición de los cuentos, leímos también Una de Piratas, y la Biblioteca Encantada. El resultado fue el deseado en todos los aspectos, a la altura de lo que pretende Ilusionaria: entretener a los niños, y recaudar fondos con la venta del libro, algo a lo que el publico asistente respondió a la perfección.




Nuestro agradecimiento a Rosa, Isabel, y todo el equipo de libros 28 por acogernos, ofrecernos su local, y formar parte de esta maravillosa iniciativa, convirtiéndose en unos ilusionarios más.









Sonia y yo con nuestros ejemplares de Ilusionaria
Y sin tiempo casi para disfrutar, recordando esos instantes, y con una operación en un ojo encima por parte de Sonia (por eso el parche que llevó en Bilbao, no es que se disfrazara de pirata para la ocasión) el sábado siguiente, día 17, ya estábamos en Bizkaia, más concretamente en Cafetería Etxebarri, nuestra casa, donde una vez mas Ruben y Olatz pusieron todos los medios a su alcance a nuestra disposición, para montar la mejor presentación posible: Pantalla gigante, micrófono, espacio de sobra y perfectamente montado (aquí siempre se nota la mano de Mikel Marin, responsable de ocuparse de todo en ausencia de Sonia y mía, y el encargado de la parte audiovisual del evento). Pero no estuvimos solos, sino que contamos con la presencia, y ayuda de nuestra compi ilusionaria Bárbara Ros, un manojo de nervios antes de empezar, pero una autentica virtuosa, que hizo las delicias de los peques (y no tan peques) firmando los ejemplares, acompañados del dibujo de un hada, o el gran triunfador de la tarde, el GAMUSINO.  Allí de nuevo hablamos de Ilusionaria, del Proyecto Babhel, y leímos Sonia nuestro cuento, Bárbara el que lleva su ilustración, Pobre Gamusino, y yo finalmente El Tesoro Escondido.Agradecer la presencia del Alcalde de la localidad, Loren, así como la colaboración del Ayuntamiento de Etxebarri, la atención del periódico local cubriendo la presentación, y como no, a todos los asistentes que nos ayudaron a cumplir las previsiones que habíamos hecho en cuanto a venta de ejemplares en las dos ciudades, y que cubrimos a la perfección. Y como no, a Ruben ,Olatz, y toda la familia de Cafetería Etxebarri, por abrirnos de nuevo las puertas de su casa, haciéndonosla sentir como nuestra. Gracias amigos!!!
Alberto firmando, mientras Bárbara espera su turno
 
Sonia firmando
Bárbara leyendo un cuento
Vista previa de la Cafetería Etxebarri, minutos antes de la presentación


Un abrazo amigos, y dentro de poco volveremos...con Sebastien!!!