martes, 3 de junio de 2014

Primera reseña de Hijos de Alcant, en el blog Libramentvm

Hola amigos,

Por fin nuestra primera reseña, proveniente del blog Libramentvm administrado por la encantadora Isabel Soriano. Una reseña que hemos de reconocer que incluso nos ha azorado por las palabras que nos dedica. Sus palabras tienen para nosotros muchísimo valor, dado que Isabel pertenece al equipo editorial de Defoto Libros, una editorial que no es la nuestra.
Desde Alcant solo podemos darle las gracias por sus palabras, porque con ellas nos ha dejado a nosotros sin ninguna.

Os reproducimos aqui la reseña, y os dejamos el enlace a la misma en su blog, para que no penseis que nos la hemos inventado ( con eso de que escribimos ficción..., jaja)

Enlace a la reseña original, en libramentvm

LA LEYENDA DE SEBASTIEN VENOM
Sonia Córdoba y Alberto Valverde


La leyenda de Sebastien Venom es un libro escrito al alimón por Sonia Córdoba y Alberto Valverde.
Federico García Lorca le explicaba a Neruda el significado de la expresión alimón en los siguientes términos: "Dos toreros pueden torear al mismo tiempo el mismo toro y con un único capote. Esta es una de las pruebas más peligrosas del arte taurino. Por eso se ve muy pocas veces. No más de dos o tres veces en un siglo y sólo pueden hacerlo dos toreros que sean hermanos o que, por lo menos, tengan sangre común. Esto es lo que se llama torear al alimón. Y esto es lo que haremos en un discurso."
Ellos prepararon un discurso al alimón en honor al que consideraban uno de los grandes creadores del lenguaje poético en el idioma español, Rubén Darío. Sonia y Alberto, han escrito un libro de 720 páginas.
No sé si los autores tienen sangre en común, pero doy fe de que son dos mentes compenetradas, porque no se nota cambio de estilo alguno en toda la lectura.
El tratamiento que han hecho de cada uno de los personajes es exhaustivo. Cada cual, tiene una personalidad marcada y diferente de las de los demás, y en ningún momento ocurre lo que en otros libros de autores consolidados, a saber, que a través del personaje lo que oyes es hablar al autor. 
Los personajes en este libro provocan sensaciones en el lector; a unos los quieres y a otros los odias. Unos te resultan graciosos y otros te caen peor. Es como si tomaran vida más allá de la pluma de los autores para escribir su propio destino, como si les hubiesen concedido, o tal vez no, un libre albedrío, y para entender esto hay que leer el libro, pues tiene que ver con su argumento.
La narración tiene diferentes ritmos, según lo va requiriendo la historia que se cuenta. Se podría decir que empieza con un lento y majestuoso adagio, que va transformándose en vivace, llegando en algunos momentos a un extremadamente rápido allegro prestíssimo con fuoco. Esto, unido a que los capítulos intercalan épocas distintas, provoca una adicción a la lectura del libro, de la que los autores deberían advertir por lo menos en las solapas.
Durante su lectura, las escenas narradas se proyectan en la mente como si de una película se tratara, y yo creo que esto es el eje central de todo. El ser capaz de contar algo de tal manera que vaya directo a la mente del lector en forma de imagen. Para mi, esa es la magia de la escritura, y pienso que Sonia y Alberto la dominan.
El final de la novela está a la altura del argumento. Cuántos buenos libros han languidecido en su final dejando un retrogusto amargo. No es el caso. En la leyenda de Sebastien Venom, el saborcillo que te deja el final es, como dirían los enólogos, persistente, pero afrutado y fresco, dejándote con ganas de más.
En la tarea de escribir hay mucho de documentación e investigación, y este es, en suma, un libro trabajado. Al hilo del argumento, prestad atención a las reflexiones que se plantean en él. Os aseguro que son profundas y sorprendentes.
Para acabar, quisiera expresar que este libro es un primer punto de partida excelente. Pone el listón altísimo en la natural progresión del escritor. Cuando se descubren los primeros libros publicados por autores famosos, es sorprendente la evolución que se desarrolla hasta el más reciente.
No puedo ni imaginar donde llegarán nuestros queridos Alberto y Sonia, pero sin duda que será lejos, y yo espero estar cerca para alegrarme mucho con sus futuros éxitos, que estoy convencida que no tardarán mucho en llegar.
Así pues, desde estas, mis humildes letras, os animo a conocer al legendario Sebastien Venom y a formar parte del grupo de los que, a través de los tiempos, buscan, asumiendo que el peligro de buscar... puede consistir en encontrar.