sábado, 15 de febrero de 2014

UROBOROS

Una de las cosas que mas complicada nos resultaba a Sonia y a mi, era enfrentarnos a relatos cortos (solo hay que ver que Hijos de Alcant iba a ser un relato de apenas 15-20 paginas y del tirón acabamos escribiendo las dos primeras partes de la saga). De hecho ambas eran una, pero gracias a Dios (o al mismísimo diablo tratándose de Alcant) sin darnos cuenta la novela disponía de un buen final justo en la mitad exacta de la misma, lo que permitia dividirla.¿Porque se hizó? Podriamos deciros que hubo editoriales que se ofrecieron a publicarla, pero nos exigían partirla al menos en tres partes, lo cual es del todo inviable de cara a vosotros, los posibles lectores. Solo Editorial Universo se atrevío a apostar por dos escritores desconocidos y absolutamente noveles en estas lides, arriesgándose a sacar una novela cuyo volumen en número de paginas va a superar con creces todas sus hasta ahora publicaciones( solo hablamos de la extensión, porque en Editorial Universo podeis encontrar calidad a raudales en todos los géneros, como podeis comprobar en el siguiente enlace: http://ununiversodelibros.es/los-libros/
La cuestión (imagino que ahora entendéis que nos cueste escribir relatos cortos, jeje) es que poco a poco Sonia y yo ideamos y fuimos puliendo, una forma de estructurar este tipo de relatos que tan mal se nos daba en principio, hasta empezar a conseguir resultados que nos indicaban que íbamos por el buen camino, y que tuvieron su culminación con nuestro "Matias, sicario de Dios", y con el cuento que en Abril saldrá publicado en el IV Proyecto de Ilusionaria. Hoy os queremos dejar nuestra primera incursión en un genero que nunca habíamos tocado (Z), y al que hemos tratado de aproximarnos teniendo una primera toma de contacto a través de uno de esos pequeños micro relatos. Esperemos que os guste amigos.