sábado, 4 de enero de 2014

Feliz año nuevo, Arcanos!!! Hora de nuevos propositos

Como en todo inicio de año, todos, en mayor o menor medida, hacemos nuestros buenos propósitos.
En este caso, los de Sonia y mios, tenían mas que ver en como enfocar este 2014 desde el punto de vista de nuestra nueva andadura dentro de este mundillo.

 A la espera del lanzamiento de Hijos de Alcant (sí, aun seguimos así, jeje) y habida cuenta de que la segunda parte de la saga esta ya escrita a la e...spera (dios lo quiera, o el diablo como diría Sebastien Venom) de una buena aceptación de la primera, y saturados de un universo que nos ha engullido, exprimido y desquiciado durante tantísimo tiempo, nuestro propósito es hacer algo diferente, alejado de Alcant, y centrarnos en alguna de esas tantas ideas que no hemos podido elaborar, y que pasaban por nuestras cabezas, perdiéndose ante la ansiedad y los nervios de unos escritores noveles a punto de publicar su primera novela, la cual acaparaba toda nuestra energía y centraba todos nuestros esfuerzos (definitivamente, lo mejor de escribir, es hacerlo, porque todo lo que viene después...).

 Así que además de algunos relatos, enfocados a certámenes que llamen nuestra atención ( acabamos de presentar dos microrrelatos de los que estamos especialmente orgullosos, y tenemos un tercero en proceso) nuestro objetivo se centrará en tratar de desarrollar dos de esas ideas que mas veces hemos discutido:
 
 
 
Una, en principio pequeña (Alcant iba a ser un relato..., y llevo mas de año y medio escribirla...), novela de misterio con tintes policiacos y encuadrada en el mundo de los rituales, y otra, que podríamos denominar "Proyecto G.C", que sin duda se trata de nuestro proyecto mas ambicioso, que suponemos requiere mucha investigación, y que ni siquiera sabemos si podríamos obtener los suficientes datos para montar un argumento. Pero es una idea que nos trae locos desde que el programa Cuarto Milenio se hizo eco de una noticia que nos sorprendió, tanto como llamo nuestra atención y despertó nuestra curiosidad.
 



 
En fin, esos son nuestros objetivos para este 2014, además de disfrutar, por supuesto y ante todo, del lanzamiento de nuestra novela.
 
Al fin y al cabo, lo importante es escribir, ¿verdad amigos?