sábado, 2 de marzo de 2013

Un día muy especial

Imaginamos que como todo escritor, uno de los momentos más especiales que vivimos, fue el día en que el manuscrito se hizo físico.
Durante mas de año y medio nos dedicamos a escribir, informarnos, investigar, discutir (mucho)... viendo como el Word marcaba un considerable número de páginas, que crecía día a día, pero que uno no acaba de asimilar conscientemente, dado que la pantalla del ordenador siempre es la misma, como un único folio que se recicla constantemente.
Uno siempre sueña con ver su trabajo impreso en el papel.
A primeros de septiembre, Sonia y yo tuvimos que reunirnos para pulir la novela, antes de llevarla finalmente al registro.
Una labor que no podía realizarse de igual manera que hasta ahora habíamos estado desempeñando. Es decir, separados.
Días en los que nos faltaban horas para trabajar, y en los que Alcant absorbió por completo toda nuestra energía hasta la extenuación.
Pero llego también ese instante final que compenso todo el esfuerzo que habíamos dedicado durante tanto tiempo, y que no hizo sino acrecentar aun mas, si es posible, toda la ilusión que habíamos depositado en este proyecto. En aquel pequeño juego que empezó casi como una broma, para acabar yéndose de nuestras manos, y explotar al fin en aquel momento ante nuestros ojos..
No vamos a negar que ambos nos emocionamos especialmente, al contemplar la imagen que ahora veis expuesta.

Hijos de Alcant: La leyenda de Sebastien Venom. Manuscrito Original

Como curiosidad, contaros que el parto duro más de cuarenta y cinco minutos, que "el nene" pesó más de dos paquetes de folios, y que para vestirlo para el bautizo (registro), fue necesario dividirlo en tres tomos, de manera que la copistería pudiera encuadernarlo con las arandelas más grandes de las que disponían.

Y de allí, al registro, cuya particular aventura, envueltos en la exposición más cruenta y feroz, de lo que es la administración pública española, mejor lo dejamos para otro día, porque eso si que daría para el argumento de una novela.
De humor absurdo.

Un abrazo Arcanos.
Disfrutad del fin de semana, pero recordar manteneros alejados de las sombras.